La activación de la energía en el masaje tántrico

Cuando te entregas a un masaje tántrico con confianza y RESPIRAS, es cuando te esperan hermosas experiencias con la activación de tu energía, entonces puedes «rozar» el encuentro con la potencialidad de todo lo que va más allá del mundo tangible.

 

Ayer recibí un masaje tántrico, mi primer contacto con esta práctica. Aún estoy impactada.

La persona que me regaló la sesión, porque así lo sentí, es una persona en la cuál confío, Lucía. Esta confianza fue fundamental para dejarme llevar por un camino lleno de sensaciones sutiles, agradables, deliciosas, que activaron mi energía; incluso sentí que esa energía se amplió hasta fusionarse con la suya. En una danza preciosa, una danza de luz.

Me dejé guiar por ella, por su voz, por sus respiraciones, por sus manos.
Conseguí que mi mente no juzgara, y yo solamente sentía.

Experimenté placer a nivel físico, con una estimulación sutil, suave, envolvente, experta pero a medida que transcurrió la sesión esas sensaciones se ampliaron a otro nivel, al nivel energético. Noté justo encima de mi cuerpo esa energía, como un amplificador de las sensaciones que estaba viviendo.

Me permití disfrutar cada segundo, dejándome llevar, confiando en Lucía.
Fue precioso poder regalarme a mi misma ese permiso.

Puedo percibir aún hoy bienestar, placer. Siento que se ha activado también, de alguna manera, mi energía sexual, que en este momento se encontraba relegada a un segundo plano, por no decir a un último plano.

Sentí tanta calma, tal bienestar, conectada conmigo mismo y con Lucía y con el universo como nunca antes había sentido.

Lucía….un millón de gracias. Eres un Ser Precioso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *