Entradas

La vida de una doula es muy excitante

Estaba yo hablando con una compañera doula, con la que me tenía que coordinar para suplirme, en caso de que se me amontonaran los acompañamientos, cuando le dije precisamente eso: «la vida de una doula es muy excitante». Y, ese mismo día, se escenificó en todos sus matices esta vivencia aunque, con la ayuda del Universo, todo se colocó para que cada doulaje, ocupara su lugar.

Fue un día extraordinario, ya que en menos de 24 horas acompañé tres partos encadenados como doula, cada uno con sus propias características. Se veía venir, porque cuando estoy de guardia de varios partos, generalmente van sucediendo en sus «tempos» y de forma natural se separan por días… pero si ninguno se activa y nos vamos acercando a sus fechas finales, en algún momento se tienen que desencadenar. Y todo ello lo tengo que combinar con mis otras obligaciones cotidianas. He aprendido a sostenerlo a través de la experiencia a lo largo de los años, que me ayuda a confiar.

Yo suelo CONFIAR, así, en mayúsculas. Confío en la vida, en el cuerpo de las mujeres, en los bebés, en mi fuerza interior, en las sincronicidades,… aunque a veces me de vértigo entregarme a lo que acontece. Pero solo puedo decir que me entrego totalmente en cada experiencia y que la «suerte» me acompaña.

A primera hora de la tarde, una mamá tuvo cesárea programada…  es muy especial acompañar la decisión y el sentimiento de una mujer que renuncia a su deseo de parir de forma vaginal para proteger la salud de su bebé por recomendación médica, ya que necesita mucho amor y coraje interior para transitar un cambio de planes tan inesperado. El acompañamiento fue, sobre todo, en los momentos difíciles de su toma de decisión y, más tarde, a través de las palabras de ánimo justo antes y después de su experiencia. Me emocioné mucho cuando me envió la foto con su bebé en brazos, junto a su marido, Pero, aún, no se habían acabado las sorpresas ya que tuvo que aceptar que los nuevos protocolos del hospital no permitían que yo fuera a acompañarla en su primera noche post cesárea, para que su marido fuera a cuidar a su hijo mayor y yo la ayudara con la lactancia. Toda una madre coraje.

A última hora de la tarde, mientras acababa la visita con una mujer que desea sea su doula durante el proceso de su segunda maternidad, recibí la llamada de Mikel, el comadrón del equipo de parto en casa con el que trabajo habitualmente. La mujer estaba con contracciones bastante seguidas en su casa, a una hora de camino en coche desde la mía, que para la isla de Mallorca, es literalmente la otra punta. Al llegar ya se veía que transitaba la fase activa de parto, y Mikel comprobó que estaba de 6 cm, así que fue una dilatación bastante rápida y potente, con un expulsivo muy potente y más largo que la media… aún tengo agujetas en varias partes del cuerpo, por las diferentes ayudas físicas que estuvimos practicando las dos doulas, bajo la guía del comadrón. Al nacer la bebé, vimos porqué le costó tanto atravesar la pelvis, ya que además de ser bastante grande, venía mirando hacia arriba, una posición que dificulta ese paso, aunque queda claro que siempre se puede apoyar con recursos, para que todo acabe bien. Y, desde luego, fui testigo de otra madre coraje.

Después de dejar su casa arreglada y a la madre muy tranquila y feliz dando de mamar a su hija, me volví para mi casa a descansar de tanta intensidad. Sobre las 4h de la madrugada, cuando estaba a punto de quedarme dormida, recibí la llamada de la tercera mujer, que por fin sentía que estaba de parto, después de varios días con pródromos más o menos intensos, pero que no acababan de arrancar. En este caso estaba a media hora de camino y cuando llegué, también había una dinámica potente, que la mujer llevaba muy bien. Allí estuvimos los tres en la danza sagrada del parto, viendo como la intensidad iba llevando a la madre desde el infinito al más allá. Hasta ese momento en que ella siente que toca partir hacia el hospital. En este caso, mi acompañamiento físico era durante la dilatación y, desde ahí, solo quedaba esperar y desear, que ese viaje iniciático en su casa, acompañada de su doula y su pareja, le llevara más cerca de conseguir su nacimiento deseado: parto vaginal sin epidural, después de cesárea. Horas más tarde pude saber que llegó de 7 cm al hospital, que en muy poco tiempo se pudo en dilatación completa y que el expulsivo fue arduo pero, con ayuda de los profesionales, llegó a buen puerto. Y pude presenciar a una madre coraje más.

Por mi parte, sobre las 7’30h de la mañana llegué despejada, cansada, feliz y llena de oxitocina a mi casa. Aún sin poderme creer lo que acababa de vivir. La foto de la portada es el aspecto que tenía el amanecer desde la terraza de mi casa.

Y, por fin me fui a dormir,

convencida de que mi profesión de DOULA es la más bonita del mundo

y mi vida… ES MUY EXCITANTE

 

 

 

 

Parto respetado

Respetemos los tiempos naturales del parto/nacimiento (17-05-14)

Este año la Semana Mundial del Parto Respetado es del 14 al 20 de mayo 2017 y tiene como lema: «Respetemos los tiempos naturales del parto/nacimiento. Cada embarazo es diferente».

Está afirmación tan sencilla expresa una verdad que todo profesional de la maternidad debe recordar: de la semana 37 a 42 del embarazo se considera que el bebé está «a término» y que, por tanto, forma parte de los baremos normales nacer dentro de ese espacio de tiempo mientras no haya ningún problema médico… y sea el bebé el que decide nacer.

Porque no es lo mismo nacer en la semana 37, que nacer en la semana 42, cada día que pasa el bebé dentro del vientre de su madre le sirve, entre otras cosas, para acumular grasa corporal que le permitirá regular mejor su temperatura y para madurar sus órganos que, por tanto, estarán mejor preparados para la vida en el exterior del útero. Especialmente importante es la suficiente maduración de los pulmones que tienen que ser capaces de respirar, hoy en día se cree que ellos son los verdaderos desencadenantes del parto.

El ser humano nace muy inmaduro y programar un parto o una cesárea puede producir «prematuridad iatrogénica«, hay estudios que corroboran las dificultades de salud o adaptación que pueden darse a corto, medio y largo plazo en los niños a los que no se deja que lleguen espontáneamente a su propio nacimiento, pero también en las madres que tienen partos inducidos o cesáreas, debido precisamente a las secuelas de las intervenciones médicas.

Los profesionales médicos están obligados a reciclar la información que manejan y, con los datos actuales, deben evitar inducciones o cesáreas que no tengan razones médicas de peso. 

Y, aún así, en España y en el mundo se dan tasas muy variadas de cantidad de nacimientos según sean días laborables, fines de semana o festivos. En este artículo  del Parto es Nuestro se publican las cifras que demuestran que aún quedan muchas cosas por cambiar, sea en los protocolos de los hospitales, en las inercias de los profesionales que atienden los partos, como en la mentalidad de las usuarias, para las que cada vez es más importante estar bien informadas para proteger su salud y las de sus hijos.

Conviene recordar que ningún protocolo médico es de obligado cumplimiento para los profesionales, ni para los usuarios del sistema de salud, cada persona es responsable de las decisiones que toma sobre su propio cuerpo.

 

acompañArte

 

 

 

La revisión osteopática y el movimiento en el parto (17-05-04)

Este fantástico vídeo de Nuria Vives muestra los movimientos articulares de una pelvis cuando la mujer que está de parto mueve sus caderas, sus piernas y su cintura de forma instintiva. Queda reflejado de forma muy visual la importancia del movimiento en el parto, para facilitar y favorecer el paso del bebé por los distintos planos de la pelvis.

El primer problema que nos podemos encontrar es que, más a menudo de lo que imaginamos, puede haber bloqueos en una articulación de la cadera, o en una combinación de varias de ellas: en la articulación sacro-ilíaca (pala ilíaca derecha anterior o posterior, lo mismo con la izquierda), en el propio sacro (el más común sacro derecho anterior),  en el coxis (anteriorizado o posteriorizado principalmente) y en la sínfisis púbica (puede ser rigidez o bloqueo que sigue al de las palas ilíacas).

Durante el embarazo el cuerpo dispone de mucha «elastina», una proteína que confiere elasticidad a los tejidos como la piel y los ligamentos, precisamente para facilitar la adaptación a los cambios que se producen en el cuerpo, aún así pueden haber diferentes motivos para que se produzcan algunos de estos bloqueos:

  • El propio embarazo somete al cuerpo a cambios muy profundos de las curvaturas vertebrales y del centro de gravedad y, en su adaptación a los cambios, puede suceder que la pelvis se «fije» en algún punto.
  • El estar demasiado tiempo sentadas (en trabajos administrativos) o demasiado tiempo de pie (en trabajos de dependienta), en definitiva con poco movimiento o poco variado, con las cargas puestas demasiado a menudo en los mismo lugares.
  • El exceso de actividad que crea una sobrecarga en algunos músculos que se contraen y se «llevan» la articulación (es típica la hiperactividad, sin descanso suficiente, de hacer «nido»: pintar, limpiar, ir de compras, ordenar todos los espacios de la casa,…)
  • Consecuencias de partos anteriores que no han sido resueltas por el propio cuerpo (el coxis se somete a una tensión inusual que le hace «espasmarse» y queda bloqueado).
  • Caídas de infancia o lesiones deportivas que dejaron secuelas (aquí también el coxis puede ser protagonista de molestias leves a importantes).
  • Tensión emocional del propio vaivén del embarazo que afectan al sacro, un hueso que reacciona mucho a las emociones.

Imaginemos la importancia que pueden llegar a tener cualquiera de estos bloqueos para el buen funcionamiento del dúo cadera-bebé en el momento del parto, donde cada milímetro cuenta, donde cada adaptación es primordial. No basta con mover el cuerpo, se tienen que poder mover libremente cada una de las partes por donde tiene que atravesar el bebé. El cuerpo está diseñado para ello, es capaz de hacerlo perfectamente con caderas estrechas, combinadas con niños grandes, lo se porque he acompañado como doula partos naturales con estas características, también porque en la humanidad sigue habiendo mucha variabilidad de medidas y la especie ha sobrevivido a ello. Pero cada ayuda que facilita el perfecto funcionamiento de los engranajes, es inestimable.

No siempre que hay bloqueo se produce dolor, por eso solo la revisión osteopática es la que me va a dar la información exacta de lo que realmente está pasando en una pelvis, aún así es bastante común que haya algunas señales dolorosas que pueden ser desde suaves y esporádicas, a continuas e intensas: «pinchazos» leves en la zona alta y lateral del sacro con algún movimiento concreto, dolor difuso por la zona lumbar baja, dolor agudo e intenso dentro de la nalga (típica sensación de ciática), etc. Y que no te engañen, no es «normal» tener dolor en la espalda o en la cadera durante el embarazo y, aunque no todas las molestias se pueden evitar, hay muchas maneras de aliviar, soltar y mejorar el bienestar del cuerpo, incluso en las fases finales del embarazo.

Por todo ello recomiendo a las mujeres que se hagan una sesión de osteopatía en cualquier momento del embarazo en que tengan dolor de espalda o pelvis y sino, como mínimo, que se hagan una revisión osteopática antes del parto, sobre la semana 37 de embarazo, donde podemos comprobar la movilidad de todas estas estructuras, para desbloquear si es necesario, con técnicas suaves y totalmente aptas para el embarazo. En la misma sesión aprovecho para relajar músculos de la espalda, piernas y cuello, además de equilibrar el sistema craneo-sacral.

También es importante, sobre 1,5 a 2 meses después del parto, hacer una revisión osteopática posparto para comprobar que las estructuras han vuelto a su sitio y no quedan secuelas que puedan dar molestias a medio-largo plazo.

Estas son algunas de las cosas que ayudan a tener un buen embarazo, un buen parto y un buen posparto.

 

Cuidar tu cuerpo, te ayuda a parir mejor

osteopatía en embarazada

acompañArte

 

 

doulas mam

¿Quieres ser doula? Entrevista a Llucia Mir de Aguamarina (15-11-02)

Esta entrevista me la hizo Aguamarina , una fantástica mujer que tiene un blog que se llama «De mi casa al mundo»  y que recomiendo a todas las familias que les interesa una maternidad consciente.

La entrevista fue en el 2015 y ahora vuelve a ser vigente porque junto a mis compañeras de «doulas mam«, Cristina Seguí y Magda Rodríguez, estamos preparando el próximo curso «Formación Doulas Mallorca 2018». 

Si quieres conocer de que se trata la profesión de doula y saber si es algo que llama a tu corazón, sigue leyendo.

¿Alguna vez has pensado en ser doula?

parto con doula

Cuando me convertí en madre no tuve una doula a mi lado. Si apenas conocía lo que era, pero cuánto la necesitaba.

Y más tarde, a medida que mi proceso como madre iba profundizando, e iba despertando hacia la consciencia, tuve la certeza de que nunca, ninguna mujer que se convierte en madre debería sentirse tan poco acompañada, sin apoyo, como yo me sentí. (seguir leyendo)

Perfil profesional Llucia Osteópata Mallorca (17-04-27)

Soy osteópata, masajista y terapeuta Psico-corporal desde el año 1992, actualmente tengo consulta privada en Binisalem, Mallorca. Empecé a formarme inmersa en mi búsqueda personal del bienestar y el equilibrio, se me abrió un mundo nuevo que se convirtió en mi forma de vivir y, más tarde, en mi profesión. Desde entonces me he seguido formando para adquirir nuevas herramientas, mi profesión de osteópata se complementa de forma armoniosa con mi profesión de doula y comparten algunos ingredientes que me hacen disfrutar mucho de mi trabajo: la cercanía física y emocional con las personas, la empatía para ponerme en el lugar del «otro», el acompañamiento respetuoso de los procesos de cambio, la escucha activa para captar cuáles son las mejores herramientas a cada circunstancia y las palabras más apropiadas… Todo ello me ayuda a desarrollar la «Presencia» desde el Ser. Sin ninguna duda tengo el privilegio de trabajar en aquello que me apasiona y me hace feliz.
 
#MundoSalud
#OsteopataMallorca
Ayudarte a Crecer

Perfil profesional Llucia Doula Mallorca (17-04-12)

Me presento en este vídeo para dar a conocer quién soy y a que me dedico: mis profesiones de doula y osteópata en Mallorca. Trabajando siempre en red entre familias y con otros profesionales de la salud.

 

acompañArte

Entrevista IB3 TV Doules: acompanyants de la vida

En IB3 Tv, en un programa en el que hablaron de la importancia del acompañamiento emocional a la muerte, me entrevistan como doula en el contexto de la importancia del acompañamiento emocional a la vida.

acompanarte