Este blog nace de un proceso, como tantas cosas de la vida, desde la indagación personal de la búsqueda del bienestar y del equilibrio, hacia el impulso de mi expresión en el mundo.

Es un espacio donde hablar del arte de vivir, del arte de acompañar, del arte de morir… y del amor incondicional como el “pegamento del mundo” y motor de la evolución.

El blog nace de mis pasiones, con mi particular eclecticismo: la naturaleza humana, la maternidad consciente, la salud auto gestionada, la educación para la vida y la libertad, el mundo natural, la creatividad como arma de transformación, el movimiento físico en todas sus expresiones, el contacto sanador, la espiritualidad como camino de conocimiento, la escritura, la palabra, el silencio…

En este espacio hablan algunas de las mujeres que acompaño en su camino de maternidad, sus palabras son las que mejor expresan el sentido profundo de mi profesión de doula.

También cuento con testimonios de personas que reciben masaje tántrico, poniendo poesía a las vivencias extraordinarias, tanto del cuerpo físico, como del energético.

Mis intereses se multiplican, entrelazan y bailan entre ellos, yo juego y me entusiasmo como una niña, soy muy consciente de que mi alma no tiene edad, aunque en mi cabeza reinen las canas.

Espero que disfrutéis tanto como yo.

Lo sublime en el masaje tántrico

/
Veo como en cada persona se crea una resonancia única cuando…