Entradas

karina 1

Mi apoyo a las matronas en el “Día Internacional de las Matronas 2017”

Cada año se celebra el 5 de mayo el “Día Internacional de las matronas” (International Midwives Day) y sirve para recordar a la sociedad la importancia de la labor de las matronas.

Desde aquí felicito a todas las matronas que trabajan con pasión, por el bien de la maternidad, aprendiendo de cada mujer que se cruza en su camino, dejando que las mujeres sean las protagonistas y respetando sus deseos.

Admiro a las matronas que se “plantan” delante de otros profesionales de la maternidad (a veces, sus propias compañeras) para trabajar desde la evidencia científica y desde el corazón, al mismo tiempo.

Apoyo a las matronas que reivindican más puestos de trabajo en PACS y en hospitales, para poder atender de la mejor manera posibles a las mujeres.

Facilito, en la medida de lo posible, el trabajo de las matronas con las que coincido, mientras acompaño a las mujeres.

Recuerdo a las mujeres que pueden confiar en sus matronas y que escuchen la voz de su experiencia.

Animo a las matronas que tienen prejuicios sobre las doulas, sin conocer a ninguna, ni entender nuestra labor… que se permitan la oportunidad de que trabajemos juntas matronas y doulas, con mente abierta y disfrutando de la experiencia.

Gracias a todas las matronas que se sienten cómodas trabajando al lado de las doulas, porque comprenden que son labores complementarias, están seguras de sí mismas y respetan a las mujeres de forma natural.

 

¡GRACIAS! a Mikel, Jessica, Loles, Isabel, Antonio, María, Belén, Teresa, Marga, Marina, Cati,….. Y tantas, y tantas  matronas que honran su profesión. Gracias de corazón.

Parto Hospital Loles-Llucia-Dàmaris

 

acompañArte

La revisión osteopática y el movimiento en el parto (17-05-04)

Este fantástico vídeo de Nuria Vives muestra los movimientos articulares de una pelvis cuando la mujer que está de parto mueve sus caderas, sus piernas y su cintura de forma instintiva. Queda reflejado de forma muy visual la importancia del movimiento en el parto, para facilitar y favorecer el paso del bebé por los distintos planos de la pelvis.

El primer problema que nos podemos encontrar es que, más a menudo de lo que imaginamos, puede haber bloqueos en una articulación de la cadera, o en una combinación de varias de ellas: en la articulación sacro-ilíaca (pala ilíaca derecha anterior o posterior, lo mismo con la izquierda), en el propio sacro (el más común sacro derecho anterior),  en el coxis (anteriorizado o posteriorizado principalmente) y en la sínfisis púbica (puede ser rigidez o bloqueo que sigue al de las palas ilíacas).

Durante el embarazo el cuerpo dispone de mucha “elastina”, una proteína que confiere elasticidad a los tejidos como la piel y los ligamentos, precisamente para facilitar la adaptación a los cambios que se producen en el cuerpo, aún así pueden haber diferentes motivos para que se produzcan algunos de estos bloqueos:

  • El propio embarazo somete al cuerpo a cambios muy profundos de las curvaturas vertebrales y del centro de gravedad y, en su adaptación a los cambios, puede suceder que la pelvis se “fije” en algún punto.
  • El estar demasiado tiempo sentadas (en trabajos administrativos) o demasiado tiempo de pie (en trabajos de dependienta), en definitiva con poco movimiento o poco variado, con las cargas puestas demasiado a menudo en los mismo lugares.
  • El exceso de actividad que crea una sobrecarga en algunos músculos que se contraen y se “llevan” la articulación (es típica la hiperactividad, sin descanso suficiente, de hacer “nido”: pintar, limpiar, ir de compras, ordenar todos los espacios de la casa,…)
  • Consecuencias de partos anteriores que no han sido resueltas por el propio cuerpo (el coxis se somete a una tensión inusual que le hace “espasmarse” y queda bloqueado).
  • Caídas de infancia o lesiones deportivas que dejaron secuelas (aquí también el coxis puede ser protagonista de molestias leves a importantes).
  • Tensión emocional del propio vaivén del embarazo que afectan al sacro, un hueso que reacciona mucho a las emociones.

Imaginemos la importancia que pueden llegar a tener cualquiera de estos bloqueos para el buen funcionamiento del dúo cadera-bebé en el momento del parto, donde cada milímetro cuenta, donde cada adaptación es primordial. No basta con mover el cuerpo, se tienen que poder mover libremente cada una de las partes por donde tiene que atravesar el bebé. El cuerpo está diseñado para ello, es capaz de hacerlo perfectamente con caderas estrechas, combinadas con niños grandes, lo se porque he acompañado como doula partos naturales con estas características, también porque en la humanidad sigue habiendo mucha variabilidad de medidas y la especie ha sobrevivido a ello. Pero cada ayuda que facilita el perfecto funcionamiento de los engranajes, es inestimable.

No siempre que hay bloqueo se produce dolor, por eso solo la revisión osteopática es la que me va a dar la información exacta de lo que realmente está pasando en una pelvis, aún así es bastante común que haya algunas señales dolorosas que pueden ser desde suaves y esporádicas, a continuas e intensas: “pinchazos” leves en la zona alta y lateral del sacro con algún movimiento concreto, dolor difuso por la zona lumbar baja, dolor agudo e intenso dentro de la nalga (típica sensación de ciática), etc. Y que no te engañen, no es “normal” tener dolor en la espalda o en la cadera durante el embarazo y, aunque no todas las molestias se pueden evitar, hay muchas maneras de aliviar, soltar y mejorar el bienestar del cuerpo, incluso en las fases finales del embarazo.

Por todo ello recomiendo a las mujeres que se hagan una sesión de osteopatía en cualquier momento del embarazo en que tengan dolor de espalda o pelvis y sino, como mínimo, que se hagan una revisión osteopática antes del parto, sobre la semana 37 de embarazo, donde podemos comprobar la movilidad de todas estas estructuras, para desbloquear si es necesario, con técnicas suaves y totalmente aptas para el embarazo. En la misma sesión aprovecho para relajar músculos de la espalda, piernas y cuello, además de equilibrar el sistema craneo-sacral.

También es importante, sobre 1,5 a 2 meses después del parto, hacer una revisión osteopática posparto para comprobar que las estructuras han vuelto a su sitio y no quedan secuelas que puedan dar molestias a medio-largo plazo.

Estas son algunas de las cosas que ayudan a tener un buen embarazo, un buen parto y un buen posparto.

 

Cuidar tu cuerpo, te ayuda a parir mejor

osteopatía en embarazada

acompañArte

 

 

doulas mam

¿Quieres ser doula? Entrevista a Llucia Mir de Aguamarina (15-11-02)

Esta entrevista me la hizo Aguamarina , una fantástica mujer que tiene un blog que se llama “De mi casa al mundo”  y que recomiendo a todas las familias que les interesa una maternidad consciente.

La entrevista fue en el 2015 y ahora vuelve a ser vigente porque junto a mis compañeras de “doulas mam“, Cristina Seguí y Magda Rodríguez, estamos preparando el próximo curso “Formación Doulas Mallorca 2018”. 

Si quieres conocer de que se trata la profesión de doula y saber si es algo que llama a tu corazón, sigue leyendo.

¿Alguna vez has pensado en ser doula?

parto con doula

Cuando me convertí en madre no tuve una doula a mi lado. Si apenas conocía lo que era, pero cuánto la necesitaba.

Y más tarde, a medida que mi proceso como madre iba profundizando, e iba despertando hacia la consciencia, tuve la certeza de que nunca, ninguna mujer que se convierte en madre debería sentirse tan poco acompañada, sin apoyo, como yo me sentí. (seguir leyendo)

Perfil profesional Llucia Doula Mallorca (17-04-12)

Me presento en este vídeo para dar a conocer quién soy y a que me dedico: mis profesiones de doula y osteópata en Mallorca. Trabajando siempre en red entre familias y con otros profesionales de la salud.

 

acompañArte

Doulaje

Testimonio de Celi y Marc (16-08-23)

“Cuando me quedé embarazada de mi primera hija no sabía que era una doula. Fue una amiga que acababa de hacer la formación de doula que nos introdujo esta figura.

Durante el primer embarazo fue ella quien hizo las prácticas con nosotros y nos acompañó nuestros miedos, inseguridades y dudas. Y nos apoyó la decisión de parir en casa.

Con el segundo embarazo, donde parece que ya lo tienes todo aprendido, nuestra doula Llucia ha estado a nuestro lado con una predisposición y una escucha casi sin condiciones. No sólo es el acompañamiento emocional, también la parte física y su asesoramiento en lactancia para poder tener una lactancia feliz.

Para mi las doulas son una especie de ángeles que están pero parece que no. Sutiles, atentas y amorosas.

Ahora, después de tener el segundo hijo, valoramos más esta tarea porque llegar con las emociones sanas al parto y luego, atender conscientes el posparto, hace que podamos disfrutar de este viaje que es parir y criar.

Celi

Testimonio experiencia con una doula

 

“Para mí la doula ha sido un privilegio.

Son la definición máxima de lo que entendemos por acompañamiento respetuoso.

Son como las hadas que custodian los partos.

Marc

acompanarte

cris-carlos-cristina

El placer de acompañar-Llucia Doula (17-01-03)

Y empiezo la aventura de escribir públicamente desde ese impulso de expresar aquello que me conmueve, para canalizar y compartir desde el corazón, diferentes manifestaciones maravillosas del alma humana.

Cuando como doula acompaño a una pareja en su proceso de nacer como familia, voy sintiendo a cada paso un vínculo más profundo, porque juntos atravesamos hitos importantes de su biografía personal. Llegado el momento en el que el bebé decide nacer, nos introducimos juntos en el “tiempo del parto”, donde los relojes dejan de existir y la pulsión de vida toma las riendas, donde solo queda estar PRESENTE y ser testigo de esa transformación que convierte a una mujer en MADRE, de aquí para siempre.

Empecé el año acompañando un parto potente, salvaje, con sonidos de leona, sostenido por un marido cómplice y entregado, con poca intervención de los profesionales sanitarios que fueron muy respetuosos en todo momento, nos permitieron estar a los tres juntos en paritorio: madre-padre-doula, en una burbuja de oxitocina natural que facilitó que esa hermosa mujer consiguiera su parto deseado.

Y, a pesar del cansancio de las horas pasadas, cuando vuelvo al mundo normal donde existen los relojes, soy muy consciente del enorme placer de acompañar ese momento, ver con mis ojos y sentir con mi cuerpo la fuerza de la mujer/madre y la emoción del hombre/padre, siendo testigo de como se enamoran de su hija y se ligan a ella para siempre con hilos invisibles.

La realidad supera la ficción y no hay suficientes palabras para describir esas sensaciones, solo queda mi agradecimiento a esta preciosa pareja por el privilegio de haber estado cerca suyo en momentos tan importantes, y a la profesión de doula que me permite tener estas vivencias.

¡Feliz año nuevo, felices nacimientos y felices acompañamientos!

Y ahí queda una imagen, que vale más que mil palabras, sobre el nacimiento como familia de Cris, Carlos y Cristina.

 

Llucia Mir