Entradas

aprender a ser doula

Porqué hacer una formación de doula

Si sientes el impulso de ser Doula necesitas una base desde la que desarrollar tu profesión, para ello es muy importante que hagas una buena Formación de doula. Entonces, empezamos por el principio…

 ¿QUÉ ES UNA DOULA?

La doula es una mujer con formación específica que acompaña a otras mujeres con apoyo emocional continuo y ayuda práctica, en cualquier etapa de su maternidad.

Para ser doula puedes partir desde donde sea que te encuentres como mujer: tener cualquier profesión (o ninguna), saber muy claro lo que quieres o estar en búsqueda de encontrar tu sentido de la vida, ser madre o no, ser joven o mujer madura,… adentrarte en este camino de conocimiento va a cambiar tu vida para siempre, tanto a nivel profesional como personal. Poco a poco descubres que la formación de doula es un camino hacia ti misma, porque solo puedes dar aquello que ya posees y transmitir confianza sobre aquello que tienes integrado de forma natural.

La maternidad engloba algunas de las etapas vitales más importantes en la vida de la mujer, el bebé y su familia. La maternidad bien acompañada marca una gran diferencia sobre la calidad de la experiencia para todos los protagonistas y, por reflejo, para la sociedad entera. De hecho, ser doula es una manera de estar en el mundo, al mismo tiempo que es una forma de cambiar el mundo. 

¿Porqué es importante la FORMACIÓN DE DOULA?

Dentro de la AED (Asociación Española de Doulas) hemos reflexionado mucho sobre todo lo que nos concierne a las doulas y consideramos que para desarrollar nuestra profesión es importante tener una  buena Formación de doula, por lo tanto nos parece insuficiente hacer un curso de UN fin de semana, leer unos cuantos libros e ir de por libre y sin red de ninguna clase. De este tipo de aprendizaje no estructurado surgen mujeres que se hacen llamar doulas,  que tienen grandes lagunas de información verídica o, por ejemplo, dan una imagen de “hippy” que le dice a las demás como tiene que vivir su maternidad. Y nada más alejado de la realidad, porque por principio LA DOULA ACOMPAÑA  CUALQUIER CLASE DE MATERNIDAD, LA QUE CADA MUJER ESCOGE DESDE SU MOMENTO VITAL Y NECESIDADES.

Para ser una buena doula necesitas entender profundamente de qué trata esta profesión: las funciones que te competen (y las que no), los conocimientos específicos de los aspectos fisiológicos y emocionales de cada etapa de la maternidad, las cualidades que necesitas desarrollar para el “arte de acompañar”, las cuestiones legales, las particularidades del país y la cultura dónde vas a desarrollar tu labor… en definitiva tener claro el encuadre, el fondo y la forma para ser impecable en tu trabajo diario, ofreciendo un servicio personalizado y de alta calidad y, además, poder disfrutar con ello. Solo una formación de doula que contenga todas estas características, sirve de base. Esto implica que una buena Formación de doula básica debe tener un mínimo de unas 150 horas (entre lectivas y prácticas) y, preferiblemente alrededor de 240 horas. Y las doulas siempre estamos en formación continua, aprendiendo y revisando tanto nuestros conocimientos técnicos, como nuestra forma de acompañar: cercana, profesional, empática y sin juicios.

De la ignorancia de estos conocimientos pueden surgir malas praxis que perjudican seriamente a toda la profesión. Así que tener formación de doula es en beneficio tuyo, de las mujeres y de toda la profesión de doula.

Desde estos mínimos conocimientos correctos y mientras haces la formación de doula, empiezas tus prácticas tutorizada por una doula experta a la que puedes consultar las dudas sobre cualquier aspecto de tu labor y así, poco a poco, ir adquiriendo la experiencia personal que te permitirá transmitir tranquilidad y confianza, que es la base de tu relación como doula con las familias.

Y si estás interesada en hacer una Formación de Doula, también es muy importante que tengas varias cosas claras sobre la legalidad que, a veces, crean confusión:

  • La Doula NO es personal sanitario.
  • La Constitución Española ampara la libre elección de profesión y la Formación de doula es legal aunque no esté regulada (esto solo es exigible a ciertas profesiones como las sanitarias).
  • Las doulas no necesitamos poseer una titulación oficial, igual que muchas otras profesiones, que también son legales.
  • Las doulas no contamos con un epígrafe específico en el IAE, pero nos podemos dar de alta en epígrafes afines (igual que hacen otras profesiones).
  • Toda mujer tiene derecho a decidir quién quiere que le acompañe en su parto.

Si quieres saber más sobre diferentes aspectos de la profesión de doula, y lo que me aporta a mi misma a nivel personal, te recomiendo la lectura de la entrevista que me hizo Aguamarina en el blog “De mi casa al mundo” con motivo de la promoción de la Formación Doulas Mallorca 2016, todos los contenidos son vigentes a día de hoy y se titula

El equipo de Doulas mam hemos llevado a cabo tres promociones de Formación de doulas de excelente calidad, somos pioneras en incorporar los contenidos que actualmente se avalan desde la AED, contamos con la colaboración de ponentes de prestigio en sus respectivos campos de conocimiento y nosotras mismas tenemos amplia experiencia práctica en la profesión de doula.

 

Si sientes el impulso de ser doula, apúntate al próximo curso

 

 

Doulas mam

acompañArte

 

 

Los regalos de corazón (17-06-02)

Los regalos de corazón son aquellos que hago desde el impulso del amor, sin esperar nada a cambio y disfrutando de darlos. Y la vida me demuestra, una y otra vez, que las cosas del corazón son palabras mayores, porque generosamente tengo de vuelta regalos increíbles, también de corazón.

Esta mañana he recibido en la puerta de mi casa un regalo de corazón, una preciosa canasta repleta de comida fresca y sana: frutas, verduras, conservas caseras,… una explosión de colores y olores. He sentido AMOR directo hacia el centro de mi pecho, una emoción muy fuerte (bonita y triste a la vez) y un agradecimiento enorme por tanto aprecio. He recibido mucho más que comida, he recibido amistad, nutrición, agradecimiento, generosidad, alegría, dolor, mirada, abrazo,… y el beso de un niño “estrella”.

Tengo mucha suerte porque en mi trabajo conozco a grandes personas, sobretodo mujeres, con las que me conecto desde el corazón y todas son especiales para mí. Pero, además, con algunas me toca vivir experiencias imborrables y la conexión adquiere una fuerza que no se puede explicar con palabras.

Hoy tengo el corazón caliente y agradecido, abogo por la autenticidad en las relaciones, por compartir, acompañar y sostener desde la Presencia.

Este mundo funciona porque somos muchas las personas sencillas que llenamos nuestros días de pequeños detalles que hacen grande el mundo.

regalo con corazón

acompañArte

Linaje materno

Mi madre es única (17-05-07)

Mi madre es única, si, ya se que todas las madres son únicas, pero os voy a contar algunas de las razones por las que ella es única.

-Mi madre es fruto de un milagro: fue la hija mayor de un matrimonio tardío y nació 8 años más tarde, cuando mi abuela contaba con 36 años, en los años 30 se consideraba que “se le había pasado el arroz”. Pero mi abuela era devota del “Sant Crist de la Sang”, a base de encenderle cirios, el Santo le concedió el “milagro” de ser madre.

Estudió en la pública: su padre era un hombre moderno, dio estudios a sus dos hijas en colegios públicos, no quiso saber nada de colegios de monjas y mi madre se acabó titulando de “Perito mercantil” el equivalente, hoy en día, a la “Formación Profesional de Grado superior en la rama Administrativa y Comercial”.

-Se convirtió en “cabeza de familia” con 18 años: poco después de cobrar su primer sueldo se quedó huérfana de padre y se hizo cargo, a todos los efectos, de su madre y de su hermana, hasta que ella misma se casó a sus 28 años.

-Dejó de trabajar al casarse: en aquellos tiempos lo obligaba la ley, entonces aprovechó para tener hijos, un niño y tres niñas, en un período de unos 8 años. Le ayudaba en la crianza su propia madre, que siempre vivió con nosotros. ¿Os imagináis algo similar hoy en día?.

-Volvió a trabajar cuando eramos pequeños: en cuanto lo permitió la ley y nos tuvo algo criados volvió a su trabajo y podía con todo y más. Es verdad que contaba con la ayuda de la abuela, pero sus jornadas eran interminables.

Perdió una hija de 8 años: mi hermana pequeña murió cuando yo tenía 10 años. Ese dolor acompaña a mi madre incluso hoy en día, cuando han pasado 44 años. Aún así, encontró fuerzas y razones para seguir viviendo con plenitud, en beneficio de sus otros hijos.

-Nos inculcó el feminismo de su época: junto a otros valores modernos nos transmitió que “querer es poder”, no hay que permitir nunca que un hombre te falte al respeto, la belleza está en el interior (y no va reñida con la elegancia) y la familia es lo primero… hasta el cuarto grado de parentesco.

-Es una auténtica “madona” mallorquina: algo equivalente a ser de “armas tomar”. Es decidida, tiene criterio propio muy marcado, gran organizadora, gallina “clueca” de hijos propios y ajenos (muchos amigos de mi infancia recuerdan sus “cocas” y la siguen llamando “tía Mita”). Hoy con 86 años, sigue siendo una “madona” elegante.

Son muchas más las cosas que me enseñó, la edad (y la terapia) me han llevado a quererla tal como es, ella me ha regalado amor incondicional a borbotones y, actualmente, yo le regalo (durante todo el año) besos y abrazos, algo de mi tiempo, mi escucha y unos deliciosos masajes que le curan todos los males y le calientan los huesos. Y por muchos años más.

T’estim molt mumareta

Padres mayores

acompañArte

1ª promoción Doulas Mallorca 2013

Yo creo en las mujeres (17-05-02)

Yo creo en las mujeres.

Me llamo Lucía y tengo el placer de ser doula y formadora de doulas.

Es un privilegio para mí acompañar a las mujeres, que así lo desean, durante su maternidad y estar cerca de ellas mientras descubren su propia manera de ser madres.

Escucho sus pensamientos y sus sentimientos, que expresan en voz alta, sabiendo que serán aceptados y comprendidos. Me mantengo a su lado en cualquier decisión que tomen, ya que solo les pertenece a ellas tomarlas, y confío plenamente en sus capacidades y en su criterio.

Creamos vínculos entre nosotras, llegamos a acuerdos privados y nos tratamos con respeto.

Forma parte de mi propósito de vida promover y cuidar la figura de la doula, convencida de que las maternidades acompañadas y los nacimientos respetuosos son una manera muy poderosa de cambiar el mundo.

Porque yo creo en las mujeres… y seguramente por eso les gusta tenerme cerca mientras despliegan todo su poder.

 

acompañArte

Parto hospital Ana

Testimonio de Ana (17-04-15)

Mi experiencia de parto con el acompañamiento de Lucía como doula ha sido para mí un proceso fortalecedor como mujer y madre. Una vivencia única y un precioso recuerdo que tendré durante toda mi vida.

Gracias Lucía por tu profesionalidad, aplicada con tanta cercanía y comprensión.

Con las técnicas y conversaciones con Lucía durante las horas del proceso, pude concentrarme tal y como yo deseaba, y entrar en el “planeta parto” durante el cual el tiempo pasó rápido y tuvo el mejor de los finales: el nacimiento de mi hijo.

Espero que muchas madres puedan disfrutar de su experiencia de parto con el doulaje de Lucía.

Gracias por todo. Un beso grande.

 

Parto Ana hospital

acompañArte

Perfil profesional Llucia Doula Mallorca (17-04-12)

Me presento en este vídeo para dar a conocer quién soy y a que me dedico: mis profesiones de doula y osteópata en Mallorca. Trabajando siempre en red entre familias y con otros profesionales de la salud.

 

acompañArte

Testimonio de Lucía, Carlos y Luna (14- 06- 22)

“Conocí a Lucía de “casualidad” o “causalidad”, según como se mire. Paseando en una Feria de pueblo, me paré a ver la artesanía tan bonita que ella y su marido hacen y venden. Nos pusimos a hablar de mil cosas y, al enterarse de que yo era doula, la conversación fue a parar sobre sus experiencias con la maternidad.
Fue un encuentro muy bonito, se que le sirvió para situar algunas cosas que no había entendido y que nadie le había sabido explicar antes. Sus últimas palabras fueron, si algún día tengo hijos, te buscaré para que seas mi doula.
Y efectivamente, casi sin haber vuelto a tener más contacto, años más tarde me llamó para darme la fantástica noticia de que estaba embarazada y pedirme que fuera su doula. Esas cosas son las que te confirman, una y otra vez, que mi profesión es una cuestión del SER, por sobre todas las cosas.
Tuvimos nuestros encuentros para responder a sus dudas, principalmente lo relacionado con el Plan de Parto. Ellos inicialmente querían parir en casa, pero hoy en día, al no estar subvencionado por el Estado, supone un esfuerzo grande para los padres. Así que decidieron tener su parto deseado dentro del ámbito hospitalario, y confiar en que el Universo les ayudaría a tener el mejor equipo posible para ello.
Cuando me llamaron para contarme la triste noticia que, en la visita rutinaria de la semana 39+3, su hija Luna había dejado de vivir… sentí un dolor muy profundo. Y sabía que para ellos era la peor noticia posible.
Estas cosas nunca se olvidan.
A pesar de que a la madre le ofrecieron parir sin dolor, después de hablar un rato sobre ello, decidió vivir de forma consciente toda la experiencia. El Universo le concedió poder contar con profesionales que fueron exquisitos en el trato y que, a pesar de la sorpresa sobre sus deseos de un parto natural, le dejaron experimentarlo. Y según confesaron luego, no creían que fuera posible, porque estos partos suelen ser muy difíciles en muchos sentidos.
También permitieron que como doula les acompañara durante todo el proceso. Solo deciros que fue un parto Hermoso y Consciente. Cuando pusieron a su hija Luna sobre su pecho, Lucía se puso a cantar un “mantra” precioso que generó una energía de Luz y de Paz que nos emocionó a todos los presentes de forma que no se puede explicar. 
Formamos entre todos un fantástico equipo, y creamos unos sutiles lazos de Amor que trasciende lo profesional.
ACOMPAÑAR A PADRES CONSCIENTES ES UN REGALO PARA EL ALMA.”

Llucia Doula

Testimonio doula con muerte perinatal

acompanarte

Testimonio de Belen

Testimonio de Belén (17-03-26)

No tengo más que palabras de agradecimiento por todo el apoyo y en especial el cariño que sentí de mi doula, me sentí arropada y cuidada como si de una madre se tratase. Mi madre falleció hace muchos años atrás, me hubiese gustado tanto que ella estuviese acompañándome, por ello la compañía femenina de Llucia reconfortó mi corazón y me dio la fortaleza y amor para que todo haya salido tan bien.

Testimonio Doula

acompanarte

El placer de acompañar-Llucia Doula (17-01-03)

Y empiezo la aventura de escribir públicamente desde ese impulso de expresar aquello que me conmueve, para canalizar y compartir desde el corazón, diferentes manifestaciones maravillosas del alma humana.

Cuando como doula acompaño a una pareja en su proceso de nacer como familia, voy sintiendo a cada paso un vínculo más profundo, porque juntos atravesamos hitos importantes de su biografía personal. Llegado el momento en el que el bebé decide nacer, nos introducimos juntos en el “tiempo del parto”, donde los relojes dejan de existir y la pulsión de vida toma las riendas, donde solo queda estar PRESENTE y ser testigo de esa transformación que convierte a una mujer en MADRE, de aquí para siempre.

Empecé el año acompañando un parto potente, salvaje, con sonidos de leona, sostenido por un marido cómplice y entregado, con poca intervención de los profesionales sanitarios que fueron muy respetuosos en todo momento, nos permitieron estar a los tres juntos en paritorio: madre-padre-doula, en una burbuja de oxitocina natural que facilitó que esa hermosa mujer consiguiera su parto deseado.

Y, a pesar del cansancio de las horas pasadas, cuando vuelvo al mundo normal donde existen los relojes, soy muy consciente del enorme placer de acompañar ese momento, ver con mis ojos y sentir con mi cuerpo la fuerza de la mujer/madre y la emoción del hombre/padre, siendo testigo de como se enamoran de su hija y se ligan a ella para siempre con hilos invisibles.

La realidad supera la ficción y no hay suficientes palabras para describir esas sensaciones, solo queda mi agradecimiento a esta preciosa pareja por el privilegio de haber estado cerca suyo en momentos tan importantes, y a la profesión de doula que me permite tener estas vivencias.

¡Feliz año nuevo, felices nacimientos y felices acompañamientos!

Y ahí queda una imagen, que vale más que mil palabras, sobre el nacimiento como familia de Cris, Carlos y Cristina.

 

Llucia Mir