Parto respetado

Respetemos los tiempos naturales del parto/nacimiento (17-05-14)

Este año la Semana Mundial del Parto Respetado es del 14 al 20 de mayo 2017 y tiene como lema: “Respetemos los tiempos naturales del parto/nacimiento. Cada embarazo es diferente”.

Está afirmación tan sencilla expresa una verdad que todo profesional de la maternidad debe recordar: de la semana 37 a 42 del embarazo se considera que el bebé está “a término” y que, por tanto, forma parte de los baremos normales nacer dentro de ese espacio de tiempo mientras no haya ningún problema médico… y sea el bebé el que decide nacer.

Porque no es lo mismo nacer en la semana 37, que nacer en la semana 42, cada día que pasa el bebé dentro del vientre de su madre le sirve, entre otras cosas, para acumular grasa corporal que le permitirá regular mejor su temperatura y para madurar sus órganos que, por tanto, estarán mejor preparados para la vida en el exterior del útero. Especialmente importante es la suficiente maduración de los pulmones que tienen que ser capaces de respirar, hoy en día se cree que ellos son los verdaderos desencadenantes del parto.

El ser humano nace muy inmaduro y programar un parto o una cesárea puede producir prematuridad iatrogénica, hay estudios que corroboran las dificultades de salud o adaptación que pueden darse a corto, medio y largo plazo en los niños a los que no se deja que lleguen espontáneamente a su propio nacimiento, pero también en las madres que tienen partos inducidos o cesáreas, debido precisamente a las secuelas de las intervenciones médicas.

Los profesionales médicos están obligados a reciclar la información que manejan y, con los datos actuales, deben evitar inducciones o cesáreas que no tengan razones médicas de peso. 

Y, aún así, en España y en el mundo se dan tasas muy variadas de cantidad de nacimientos según sean días laborables, fines de semana o festivos. En este artículo  del Parto es Nuestro se publican las cifras que demuestran que aún quedan muchas cosas por cambiar, sea en los protocolos de los hospitales, en las inercias de los profesionales que atienden los partos, como en la mentalidad de las usuarias, para las que cada vez es más importante estar bien informadas para proteger su salud y las de sus hijos.

Conviene recordar que ningún protocolo médico es de obligado cumplimiento para los profesionales, ni para los usuarios del sistema de salud, cada persona es responsable de las decisiones que toma sobre su propio cuerpo.

 

acompañArte

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *