aprender a ser doula

Porqué hacer una formación de doula

Si sientes el impulso de ser Doula necesitas una base desde la que desarrollar tu profesión, para ello es muy importante que hagas una buena Formación de doula. Entonces, empezamos por el principio…

 ¿QUÉ ES UNA DOULA?

La doula es una mujer con formación específica que acompaña a otras mujeres con apoyo emocional continuo y ayuda práctica, en cualquier etapa de su maternidad.

Para ser doula puedes partir desde donde sea que te encuentres como mujer: tener cualquier profesión (o ninguna), saber muy claro lo que quieres o estar en búsqueda de encontrar tu sentido de la vida, ser madre o no, ser joven o mujer madura,… adentrarte en este camino de conocimiento va a cambiar tu vida para siempre, tanto a nivel profesional como personal. Poco a poco descubres que la formación de doula es un camino hacia ti misma, porque solo puedes dar aquello que ya posees y transmitir confianza sobre aquello que tienes integrado de forma natural.

La maternidad engloba algunas de las etapas vitales más importantes en la vida de la mujer, el bebé y su familia. La maternidad bien acompañada marca una gran diferencia sobre la calidad de la experiencia para todos los protagonistas y, por reflejo, para la sociedad entera. De hecho, ser doula es una manera de estar en el mundo, al mismo tiempo que es una forma de cambiar el mundo. 

¿Porqué es importante la FORMACIÓN DE DOULA?

Dentro de la AED (Asociación Española de Doulas) hemos reflexionado mucho sobre todo lo que nos concierne a las doulas y consideramos que para desarrollar nuestra profesión es importante tener una  buena Formación de doula, por lo tanto nos parece insuficiente hacer un curso de UN fin de semana, leer unos cuantos libros e ir de por libre y sin red de ninguna clase. De este tipo de aprendizaje no estructurado surgen mujeres que se hacen llamar doulas,  que tienen grandes lagunas de información verídica o, por ejemplo, dan una imagen de “hippy” que le dice a las demás como tiene que vivir su maternidad. Y nada más alejado de la realidad, porque por principio LA DOULA ACOMPAÑA  CUALQUIER CLASE DE MATERNIDAD, LA QUE CADA MUJER ESCOGE DESDE SU MOMENTO VITAL Y NECESIDADES.

Para ser una buena doula necesitas entender profundamente de qué trata esta profesión: las funciones que te competen (y las que no), los conocimientos específicos de los aspectos fisiológicos y emocionales de cada etapa de la maternidad, las cualidades que necesitas desarrollar para el “arte de acompañar”, las cuestiones legales, las particularidades del país y la cultura dónde vas a desarrollar tu labor… en definitiva tener claro el encuadre, el fondo y la forma para ser impecable en tu trabajo diario, ofreciendo un servicio personalizado y de alta calidad y, además, poder disfrutar con ello. Solo una formación de doula que contenga todas estas características, sirve de base. Esto implica que una buena Formación de doula básica debe tener un mínimo de unas 150 horas (entre lectivas y prácticas) y, preferiblemente alrededor de 240 horas. Y las doulas siempre estamos en formación continua, aprendiendo y revisando tanto nuestros conocimientos técnicos, como nuestra forma de acompañar: cercana, profesional, empática y sin juicios.

De la ignorancia de estos conocimientos pueden surgir malas praxis que perjudican seriamente a toda la profesión. Así que tener formación de doula es en beneficio tuyo, de las mujeres y de toda la profesión de doula.

Desde estos mínimos conocimientos correctos y mientras haces la formación de doula, empiezas tus prácticas tutorizada por una doula experta a la que puedes consultar las dudas sobre cualquier aspecto de tu labor y así, poco a poco, ir adquiriendo la experiencia personal que te permitirá transmitir tranquilidad y confianza, que es la base de tu relación como doula con las familias.

Y si estás interesada en hacer una Formación de Doula, también es muy importante que tengas varias cosas claras sobre la legalidad que, a veces, crean confusión:

  • La Doula NO es personal sanitario.
  • La Constitución Española ampara la libre elección de profesión y la Formación de doula es legal aunque no esté regulada (esto solo es exigible a ciertas profesiones como las sanitarias).
  • Las doulas no necesitamos poseer una titulación oficial, igual que muchas otras profesiones, que también son legales.
  • Las doulas no contamos con un epígrafe específico en el IAE, pero nos podemos dar de alta en epígrafes afines (igual que hacen otras profesiones).
  • Toda mujer tiene derecho a decidir quién quiere que le acompañe en su parto.

Si quieres saber más sobre diferentes aspectos de la profesión de doula, y lo que me aporta a mi misma a nivel personal, te recomiendo la lectura de la entrevista que me hizo Aguamarina en el blog “De mi casa al mundo” con motivo de la promoción de la Formación Doulas Mallorca 2016, todos los contenidos son vigentes a día de hoy y se titula

El equipo de Doulas mam hemos llevado a cabo tres promociones de Formación de doulas de excelente calidad, somos pioneras en incorporar los contenidos que actualmente se avalan desde la AED, contamos con la colaboración de ponentes de prestigio en sus respectivos campos de conocimiento y nosotras mismas tenemos amplia experiencia práctica en la profesión de doula.

 

Si sientes el impulso de ser doula, apúntate al próximo curso

 

 

Doulas mam

acompañArte

 

 

profesión de doula

¿Alguna vez has pensado en ser doula?

 Si sientes el impulso de SER DOULA te va a gustar leer esta entrevista que me hizo Aguamarina para su blog “De mi casa al mundo” en Octubre de 2015, la transcribo íntegra ya que me encanta como quedó y, además, es totalmente vigente porque el equipo Doulas mam estamos preparando la próxima

 

Aquí están las palabras y las preguntas de Aguamarina, junto a mis propias reflexiones sobre la profesión de doula y lo que significa para mí:

 

Mar Brunet, Mikel y Llucia

 Cuando me convertí en madre no tuve una doula a mi lado. Si apenas conocía lo que era, pero cuánto la necesitaba.

Y más tarde, a medida que mi proceso como madre iba profundizando, e iba despertando hacia la consciencia, tuve la certeza de que nunca, ninguna mujer que se convierte en madre debería sentirse tan poco acompañada, sin apoyo, como yo me sentí.

Ese fue el auténtico motor que me llevó a crear Mamamorfosis, que al fin y al cabo no deja de ser una especie de mini-doula virtual; la voz de 200 madres que acompañan emocionalmente a cualquier mujer que lo lea, ¿pero es suficiente?Creo que no, necesitamos más doulas presenciales.

Estos días estoy sintiendo una llamada, estoy planteándome formarme para ser doula pero ¿por qué?, ¿qué lleva a una mujer a ser doula?, ¿cómo es la preparación?, ¿sabré ayudar y acompañar a otras mamás?, ¿cómo se hace eso?, ¿me servirá para mi propia maternidad?, ¿me podré ganar la vida con ello?, ¿no deberíamos todas las madres formarnos para saber acompañarnos?…

Son muchas las preguntas y cuestionamientos, y ha sido una cara de la Luna, Llucía Mir, mamá consciente y doula de referencia en Mallorca, quien me ha echado una mano aportando su mirada y su experiencia. 

Doulas Mallorca

Gracias a Llucia (la primera de la izquierda), que junto a su equipo de Doulas Mam Mallorca (Cristina Seguí y Magda Rodríguez) trabaja desde hace años en el arte de acompañar, he podido dar respuesta a los grandes interrogantes que me planteaba:

¿Qué es una doula?

La DOULA es una persona con experiencia y formación en los diferentes procesos maternales, que acompaña a las familias con apoyo emocional continuo durante cualquier etapa de la maternidad.

Con su presencia, escucha y disponibilidad favorece un espacio en el que las parejas pueden expresar y desarrollar su propio camino de paternidad/maternidad.

La doula es escogida porque transmite tranquilidad y confianza a través de sus cualidades como persona, más allá de lo que sabe o de lo que hace.

Las doulas tienen una larga tradición en muchos países, en algunos de ellos las doulas están integradas en los servicios a la maternidad del Estado.

Cada vez más familias solicitan sus servicios porque son conscientes de la importancia del acompañamiento emocional continuo para tener una experiencia de maternidad más positiva y fluida.

¿Qué hace una doula?

FUNCIONES DE UNA DOULA

El trabajo de la doula es dar apoyo y acompañamiento continuo, en aquellas etapas de la maternidad donde se la solicite. Ofrece un espacio de reflexión donde las parejas exploran lo que para ellos es importante.

Durante el EMBARAZO

Puede ayudar para hacer un Plan de Parto, y también ofrece información sobre las diferentes opciones de parto, básicamente parto en casa u hospital público o privado.

Durante el PARTO

Ofrece un acompañamiento físico y emocional desde el inicio del proceso hasta el final.

Durante el POS-PARTO

Ofrece apoyo logístico y emocional, son bastante comunes las dificultades en lactancia cuando las madres salen del hospital y se encuentran solas en casa, pueden ser momentos muy difíciles. También ofrece información práctica sobre redes de familias dentro de nuestra comunidad.

Cada doulaje es diferente

Hay padres que tienen las cosas muy claras desde el principio, dicen lo que necesitan y en qué situaciones. Para otros es más bien un proceso en el que ellos mismos, expresando en voz alta sus dudas o necesidades, van descubriendo qué quieren y cómo lo quieren.

profesión de doula

¿Qué tipos de familias atiende una doula?

Las doulas apoyan a mujeres y familias de todos los estratos sociales, religiosos y étnicos, incluyendo a parejas, familias monoparentales, parejas del mismo sexo, familias con pocos recursos, ejecutivos, estudiantes, abogados, matronas, médicos, etc.

Las familias que solicitan una doula son muy variadas, lo que tienen en común es la consciencia de la importancia de la etapa que están viviendo.

Están las mujeres que no tienen pareja (por decisión propia o por circunstancia vital), las que tienen a su familia extensa lejos o que, como en muchos casos, la familia de apoyo también tiene sus propios trabajos y poco tiempo libre.

Están las que tienen criterios de crianza muy diferentes de su familia de origen y en vez de ayudar ejercen presión sobre ellos a la hora de tomar sus decisiones informadas.

También algunas familias sienten que el apoyo incondicional de su doula les ayuda a empoderarse ante las inercias de la sociedad.

Son comunes las mujeres que han tenido un parto o un aborto traumático anterior y quieren tener más conocimientos y control sobre su próximo parto, pero sobretodo apoyo emocional personalizado para transitar la experiencia.

¿Qué se necesita para ser una doula?

No se necesita ninguna condición previa para ser doula, pero para ser una buena profesional hay que aprender y desarrollar muchos aprendizajes y tener el compromiso de seguir reciclándose a lo largo del tiempo.

8 razones para ser doula

Le he pedido a Llucia que comparta con nosotros/as desde su experiencia personal qué le aporta esta profesión que ama. Esto es lo que nos cuenta:

“Hay muchas cosas que me aporta mi profesión de doula y quiero compartir alguna de las que más impacto tienen en mi vida:

(1) Soy testigo cercana de lo importante que son las vivencias alrededor de la maternidad, para la díada madre/ bebé y para el padre, tanto en el momento en que sucede, como en las consecuencias a lo largo del tiempo.

(2) Acompañar un parto es un chute de vivir el presente, la llegada a esta tierra de un bebé es un momento tan intenso y tan sagrado, que solo hay espacio para Ser y para Sentir, deja de existir el Tiempo para todos los que orbitamos alrededor del Planeta Parto.

(3) Las redes de apoyo, de encuentros  y de información transversal se convierten en las “tribus” de nuestra sociedad moderna, como doula me siento correa de transmisión y co-creadora de redes.

(4) Las madres están llenas de coraje en las situaciones más inimaginables, ver tantas maternidades y tan variadas me aporta interesantes recursos para mi propia maternidad.

(5) Solo puedo acompañar desde el mejor lugar, si antes soy capaz de acompañarme a mí misma, por lo que siempre estoy revisando aquello que me ayuda a madurar como persona y procuro estar conectada con mi ser esencial.

(6) Estar tan cerca del nacimiento, algunas veces significa estar cerca de la muerte, acompañar los duelos es triste y hermoso a la vez, veo crecer en profundidad a los padres desgarrados por el dolor ¡hay tantos aprendizajes en dejar partir!

(7) Me encanta la capacidad de equilibrar que tienen los gestos sencillos: una mirada, la escucha, un toque,… mi papel como doula es humilde y poderoso a la vez, lo pequeño se hace grande.

(8) El arte de acompañar lo puedo aplicar en todas las facetas de mi vida, tanto profesionales como personales, no puedo controlar lo que pasa o lo que siento, no puedo salvar a nadie de su momento personal, pero puedo acompañar con empatía y sin juicio, aceptando las circunstancias y a las personas tal como son.”

Lo cierto es que sus palabras han contestado muchas de mis preguntas.

Entonces, si quiero ser doula, ¿dónde puedo formarme?

Precisamente Doulas Mallorca, el equipo de mujeres donde trabaja Llucia, pionero en España en ofrecer sus servicios especializados, ofrece una formación de gran calidad que proporciona las herramientas necesarias para acompañar con los conocimientos apropiados que favorecen en el ámbito profesional la satisfacción personal y la de las familias.

La próxima edición comienza en enero de 2018 y tiene una duración de 10 fines de semana.

Es una formación que se realiza en Mallorca pero a la que por su gran calidad han asistido personas de otras comunidades autónomas en ediciones anteriores.

El equipo de Doulas Mallorca gestiona muchas veces los alojamientos y facilita la logística de los traslados.

Formación Doulas Mallorca

Si quieres saber más de la formación, te recomiendo que visites su web donde encontrarás con detalle la programación, profesionales que participan, precios, plazos.

¡Importante!

¿Qué dirías a las personas que se plantean apuntarse a la formación?

Les diría que escuchen la llamada de su intuición, este curso aporta herramientas muy interesantes tanto a nivel personal como profesional,  las alumnas que la han llevado a cabo expresan la satisfacción que ha supuesto para sus vidas a estos dos niveles.”

 

acompañArte